¡Bienvenid@s al Templo Dimensional! Un portal donde tiene cabida todo o nada. Los Sabios del Templo gobiernan este lugar sabiamente y en el anonimato, y su representante el Tío Elwood estará encantado de serviros humildemente. Atravesad los muros del Templo Dimensional y disfrutad de vuestra visita.

La Biblioteca de Alejandría

Nuevas películas que he visto

Manda este post a Twitter

Para que no se diga que sólo hablo de música en mi blog, hoy os voy a volver a hablar un poco de cine y comentaros las últimas películas que he visto.

Dado que tengo que ahorrar y no tengo dinero para ir al cine y ver todas esas películas que quiero ver, pues me conformo con ver otras películas que caen en mis manos (de forma completamente legal, se lo aseguro, señores inquisidores de la SGAE :P), así que os voy a hacer un mini-comentario sobre 3 películas que he podido ver últimamente y a ver si pico a alguien a que las vea.

ALI

Una película biográfica sobre el gran boxeador Muhammad Alí (anteriormente conocido como Cassius Clay) dirigida por el siempre excelente director Michael Mann (El Último mohicano, Heat, Collateral, Corrupción en Miami). Creo que esta era una de las últimas películas que me quedaban por ver de este director, y aprovecho ahora mismo por cierto para confesarme fan de este hombre. Su forma de dirigir, los encuadres que utiliza tan milimétricos y su uso del color con un significado narrativo son, a falta de un término más apropiado, magistrales. Os remito por supuesto a las que yo considero sus mejores películas (Heat, El último mohicano y Collateral).

La película que nos ocupa, sin embargo, pasó por la taquilla sin pena ni gloria, y supuso un aparte en la carrera del señor Mann. Muchos la consideran por debajo del nivel que suele ofrecer este señor, pero la verdad es que, tras haberla visto, y sabiendo de sobra las peculiaridades que nos ofrecen todas las películas biográficas, puedo afirmar que es una buena película.

La película narra la vida de Alí (Will Smith) desde que obtiene el título mundial de los pesos pesados de boxeo por primera vez, contra un tal Liston, hasta que vuelve a recuperar el título enfrentándose en el combate épico que libró contra George Foreman en 1974 y celebrado en Zaire.

Durante todo el tramo de la película (que es bastante larga, por cierto) se nos cuenta cómo es Alí, sobretodo en dos aspectos principales:

1. Su relación con otros personajes históricos como Sam Cook o Malcolm X y su postura sobre la segregación y los derechos civiles (el tío tenía los cojones bien plantados, la verdad)

2- Su relación con las mujeres y sus diferentes esposas (aquí demuestra ser un auténtico capullo)

Como ya os digo, la película está muy correctamente dirigida, como nos tiene acostumbrado Michael Mann. La interpretación de Smith es bastante buena, sobretodo en el plano físico y de caracterización del personaje. Los actores secundarios, como siempre, fabulosos: Jon Voight haciendo de periodista amigo de Alí, Jamie Foxx (un actorazo, sin duda), Jada-Pinkett Smith (no podía faltar la señora del señor Smith en la película XDD) e incluso Joe Morton, al que siempre le dan papeles secundarios y siempre sabe demostrar su buen oficio como actor.

En cuanto a las escenas de los combates... Simplemente diré que son espectaculares y alcanzan un nivel dramático y de suspense increíble. Los planos son poéticos, algunos a cámara lenta y otros con un ritmo frenético, pero en ningún momento perdemos de vista lo que está pasando. No esperaba menos de este director, claro, pero vuelvo a repetir que las secuencias de los combates merecen mucho la pena su visionado.

En conclusión: si os gusta el boxeo y os interesa la vida de Muhammad Alí, os recomiedo la película. Si aborrecéis el boxeo y tampoco os llama la atención la vida de este boxeador, pues ahorráos el esfuerzo XDDDD. Sin embargo, a los amantes del cine sí les recomiendo que vean al menos las escenas de los combates, porque son espectaculares.


DECLARADME CULPABLE

Esta película ha sido toda una sorpresa para mí, lo reconozco. Juntamos a Vin Diesel, un actor por el que no tengo especial predilección; le vemos hacer de mafioso, en un papel que además tiene mucho diálogo (demasiado para Vin, hubiera dicho yo antes de verla) y está planteada en tono de comedia. Entonces... ¿por qué narices acabé viendola? Por una sola razón. SIDNEY LUMET.

Sidney Lumet es un director de cine que lleva haciendo películas desde los años 50 más o menos, y cuando me enteré de que esta película era su retorno tras la cámara, no pude dejar pasar la oportunidad. No voy a hablar aquí de Sidney Lumet salvo para decir que es un director al que también admiro mucho y que ha hecho toda una serie de películas fantásticas. Igual a alguien le suena "Doce hombres sin piedad", "Serpico", "Asesinato en el Orient Express", "Network", "Tarde de perros" o "La noche cae sobre Manhattan". Es bien sabido por todos los que más o menos conocen a este director, que es un fanático de las tramas policiales y de juicios, y, con una sinopsis así, no podía dejar pasar de ver la película:

Jackie DiNorscio (Vin Diesel) es un matoncete de poca monta que está en la cárcel y los federales le ofrecen un trato para delatar a toda su familia y amigos, pertenecientes a la mafia de Nueva Jersey. Él, al que también acusan de varios cargos como tráfico de drogas, contrabando y conspiración, no acepta el trato y se presenta al juicio junto a todos sus amigos (resulta cómico ver la sala del juicio atestada de gente, con unos 20 acusados, cada uno con su respectivo abogado). El señor DiNorscio, que en el fondo es un showman, y lejos de intentar salvarse a sí mismo, decidirá defenderse a sí mismo en el juicio, lo que provocará toda una serie de situaciones cómicas en la sala.

Ahora bien, ¿os he dicho que la película está basada en hechos reales, y que todos los diálogosde la película están extraídos del juicio real que se produjo a toda esta gente? ¿Y que el señor DiNorscio existió realmente y que falleció mientras se rodaba la película?

¿A que ahora tiene un poco más de interés? XDDD

Pues la verdad es que para mí sí, y la verdad es que disfruté bastante con la película. Vin Diesel me sorprendió gratamente, pues yo me esperaba al típico bobalicón sin cerebro (¿por qué siempre pienso en Van Damme o Stallone cuando digo estas cosas?) que no sabe actuar. Pero no, Diesel demuestra en esta película tener cierto carisma y ciertas dotes para la comedia. Quizás los registros más dramáticos se le escapan aún, pero el hombre desde luego no lo hace mal y se nota que hay un esfuerzo por su parte de querer cambiar el estilo de personajes que interpreta, que reparten más hostias que palabras dicen.

La película está muy bien dirigida (como no) y está planteada desde un punto de vista clásico. Es obvio, Sidney Lumet nació en 1928 y tiene ya muuuchos años a sus espaldas. Nació y creció con el cine clásico, y su estilo es muy similar. Lumet, además, siempre se ha sentido orgulloso de tener una "falta de estilo" y ser un buen trabajador... Lo que se llama comúnmente un "director de oficio". Algunos pueden ver esto como un inconveniente, sobretodo en estos tiempos que corren donde el cine de autor está de moda (Lars Von Trier, Tim Burton, Woody Allen, por mencionar a unos cuantos así en plan rápido). Sin embargo, Lumet se siente orgulloso de hacer las cosas como las hace, con la única intención de servir al guión y hacer la historia más comprensible. Lo cual, por una parte, es muy encomiable.

La trama nos presenta un mensaje muy claro: la familia y la lealtad están por encima de cualquier otra cosa, incluyendo la ley. Quizás sea un mensaje algo polémico, porque es como decir "quebrantar la ley es perdonable si se hace para servir a las personas que quieres". No voy a entrar en debates sobre moralidad y leyes, pero al menos os digo que, el tono cómico de la película hace que en muchos momentos olvidemos todo lo que implica que este suceso fuera un hecho real, que las personas implicadas eran reales y eran mafiosos.

Sea como sea, os recomiendo que veáis la película, por lo menos los que me conocéis sabéis que si recomiendo algo es porque merece la pena ;-) y así, los que no conozcáis a Sidney Lumet, podréis acercaros un poco a este genial director. Y los que penséis que Vin Diesel es un musculitos sin cerebro... quizás penséis de otra manera después de acabar la película.


CRIATURAS CELESTIALES

En un puesto radicalmente opuesto a las películas que he comentado antes, nos encontramos con esta película de Peter "Lord of the Ring" Jackson. Por supuesto, esta película la hizo antes de hacer la saga del anillo y gastarse todo el presupuesto en efectos especiales. La película es perturbadora como ella sola, y los efectos visuales son, cuando menos, escasos y mejor utilizados que en otra película sobre cierto mono gigante que hizo años después.

La historia trata sobre dos adolescentes, Pauline (Melanie Lynskey) y Juliet (Kate Winslet... hmmm), que viven en Nueva Zelanda en los años 50 (ah, también está basada en hechos reales, lo digo ya para que sepáis de qué va la cosa). Son dos chicas especiales, superiores a la media, y con un egocentrismo exacerbado. Vamos, que se creen las reinas del mambo y que deberían gobernar sobre los seres inferiores que les rodean. Se creen unas "criaturas celestiales", divinas. Ambas comparten una amistad demasiado estrecha, que en algunos momentos roza la homosexualidad (¿he dicho digo roza?... la pisa de lleno). Sin embargo, son adolescentes, son inseguras, y viven en un ambiente que no potencia precisamente su talento artístico y sus ganas de comerse el mundo. A medida que el mundo que les rodea comienza a ponerles trabas a sus sueños enfermizos de grandeza, comenzarán a pensar seriamente en tomar medidas drásticas para conseguir sus objetivos. Y esas medidas las llevarán a cometer un acto inenarrable, que las condenará para siempre.

La película es magnífica, genial, sublime, y Peter Jackson lo hace magistralmente, tanto con el guión como con la dirección. Vale, está basado en hechos reales... pero el señor Jackson consigue mediante su dirección naturalista, realista y en cierto modo alejada de su forma de dirigir habitual (¿debo recordaros "Braindead" o "Agárrame esos fantasmas"?), que nos identifiquemos con las dos protagonistas, que entendamos su trastorno y sus ansias de buscar algo más que el aburrido entorno represivo que las rodea. Lo que le pasa a estas dos chicas es, ni más ni menos que un síndrome conocido como Folie a Deux, o "locura a dos", una especie de locura compartida entre dos personas que comienzan a sufrir el mismo exceso de imaginación.

Sin embargo, el relato no nos lleva a reirnos o escandalizarnos de su locura, sino a comprenderla. El guión se presenta lleno de humanidad, ternura y cariño entre las protagonistas (la genial actuación de las dos actrices hace que esto resulte más creíble) y lo engloba en una historia de amor imposible entre las dos jóvenes, que desean amarse en un lugar y un tiempo en el que la homosexualidad es considerada una enfermedad (impagable la escena en la que el DOCTOR le afirma a la madre de Pauline que la medicina avanza rápidamente y pronto saldrá un remedio contra esa ENFERMEDAD ¬¬).

Según las propias palabras de Peter Jackson, estamos ante «una historia de asesinato sobre el amor, una historia de asesinato sin villanos». La película es capaz de conmover, llevarnos a una catársis mediante la cual, nuestro lado oscuro en cierta manera apoya la forma de actuar de las dos jóvenes. Y nuestra parte luminosa se escandaliza, pero no repudia a esos dos personajes que aman, sufren, lloran y viven en una relación que ya nos gustaría a muchos de nosotros.

Sinceramente, esta película es obligatorio verla... Puede gustaros o no... Pero si sois amantes del cine, debéis verla, por todos los Dioses del Averno XDDD.