¡Bienvenid@s al Templo Dimensional! Un portal donde tiene cabida todo o nada. Los Sabios del Templo gobiernan este lugar sabiamente y en el anonimato, y su representante el Tío Elwood estará encantado de serviros humildemente. Atravesad los muros del Templo Dimensional y disfrutad de vuestra visita.

La Biblioteca de Alejandría

The Elder Scrolls RPG

Manda este post a Twitter

Pues finalmente durante este fin de semana vio la luz un proyecto que venía desarrollando en secreto desde hacía varios meses: un juego de rol de mesa basado en la saga Elder Scrolls.

Es bien sabido por todos que los videojuegos de esta saga (Arena, Daggerfall, Morrowind, Oblivion) siempre han destacado por poseer una ambientación estupenda y muy detallada (excesivamente detallada según el estándar de los videojuegos RPG). Y supongo que fue ese detalle el que me llevó a crear un juego de rol con dados y fichas de personaje. Lo que me ha sorprendido siempre es que nadie haya hecho esto anteriormente, porque es que estos videojuegos te lo ponen prácticamente en bandeja.

Por supuesto, la ayuda de numerosas páginas webs, tanto en castellano como en inglés, ha sido incalculable, pues realmente ofrecen tanta información de la saga que prácticamente mi trabajo ha consistido únicamente en recopilar información durante mucho tiempo y tomar un poco de aquí y un poco de allí.

Lo normal sería preguntarse porqué no cogí simplemente la ambientación y la adaptaba a un D&D o un Rolemaster. Pues la respuesta la encontré en el mismo videojuego y la concepción que tienen de las habilidades y su uso. En estos videojuegos tu personaje mejorará una habilidad en base a usarla (o dejar la tecla Ctrl apretada mientras te vas al bar a mamarte unas birras, volver al cabo del rato y darte cuenta de que tu personaje ahora se mola mucho en Sigilo XDXDXDXD) y que era muy difícil mejorar una habilidad a la que no le das uso nunca.

Siempre he pensado que un juego de rol debería plantearse así, con un sistema en el que tú mejoras sólo aquello que usas, en vez de gastarte puntos de experiencia en habilidades que ni siquiera habías intentado usar anteriormente.

Bueno, pa no enrollarme, el caso es que he conseguido realizar una adaptación más o menos curiosa del sistema del videojuego adaptando las puntuaciones de habilidad como si de porcentajes se tratara. La ventaja de este sistema es que es sencillísimo, a un estilo Cthulhu, Runequest, Stormbringer, Aquelarre..., y su principal inconveniente es que ofrece poca profundidad y realismo en los combates. Pero la verdad... visto lo visto, casi es mejor que el Master y los jugadores interpreten lo que sucede en un combate y las tiradas se limiten a lo mínimo, para no hacer el juego algo lento y pesado. Si se busca realismo en las batallas, cógete un buen Wargame.

Pues eso, para finalizar esto comentar que durante este fin de semana nos hemos dedicado a hacer un playtesting del juego, mirando errores, corrigiendo lagunas en las reglas, añadiendo y quitando cosas... y puedo decir que tras las correcciones el sistema ha quedado bastante pulido. Solo me falta mejorar el sistema de armaduras y protecciones y conseguir integrar las reglas de Fatiga en el juego sin que se vuelva tedioso y estar todo el día con una calculadora en la mano.

En cuanto al argumento, dado que sabía que varios de los jugadores habían probado el Oblivion pero al Morrowind no habían jugado o habían jugado poco, decidí mandarlos al continente de los Dunmer y ponerlos en busca de la Sexta Casa, mientras cada uno intentaba prosperar poco a poco con sus habilidades, gremios, y todo eso que hace de estos juegos algo tan especial.

Como anécdota, comentar a la Khajiit que pertenece a la Hermandad Oscura, a la Elfa del Bosque con armadura troncha que se zampó a 4 miembros de la Morag Tong (y ahora hay una recompensa de 3000 monedas por su cabeza), así como otros personajes más o menos frikys, como el argoniano arquero-herrero, el mago que habla con su bastón, el otro mago que no hace más que invocar esqueletos, el elfo oscuro ladrón y rastrero y el guardia rojo caballero errante que va por ahí con un Hacha de Guerra Dwemer.

Vamos, un zoológico... En fin, os dejo por hoy que voy a ver si descanso un rato que mañana toca volver al tajo. A ver si en alguna ocasión se da la oportunidad de poder probar este juego con otra gente con la que he jugado a rol, como Rust o Menutti, para poder oír opiniones diferentes y seguir puliendo el sistema de juego.

Venga, talueguito!!!!!

3 comentarios:

Khaylia dijo...

Disculpa, pero leí la entrada en la que hablas de un juego de rol que has creado de The Elder Scrolls, podrías enviarme el pdf si no te importa publicarlo o compartirlo, es que llevo un tiempo dándole vueltas a algo así y como no lo han hecho antes. En cualquier caso muchas gracias y felicidades por la creación.

Inmaculada Ruiz Somavilla dijo...

Hola de nuevo, por si aun no has leído el mensaje, si te viene mejor podemos contactar por correo o alguna otra red social para hablar sobre tu juego de rol de The Elder Scrolls, me encantaria poder jugarlo. Esta en mi perfil el correo.

Flori Kitty Amane dijo...

Yo Tengo un Juego de Rol de TES creado por mi, lo tengo completo en mi mente y listo para jugar por 20roll, solo necesitaría la gente para ello
Cualquier duda comunícame por mail:
francogomez8@hotmail.com