¡Bienvenid@s al Templo Dimensional! Un portal donde tiene cabida todo o nada. Los Sabios del Templo gobiernan este lugar sabiamente y en el anonimato, y su representante el Tío Elwood estará encantado de serviros humildemente. Atravesad los muros del Templo Dimensional y disfrutad de vuestra visita.

La Biblioteca de Alejandría

Fallout 3

Manda este post a Twitter

ntes de que algún purista pajero me acribille y me destruya ante la afirmación que voy a hacer a continuación, he de confesar para mi vergüenza que no he jugado jamás a Fallout 1 y 2. ¿Por qué? Bien sencillo, en aquellos tiempos me pareció complicado, muy complicado, y no tenía tiempo ni ganas de ponerme con un juego que me costaría entender... Por aquella época me gustaban más las cosas sencillitas y que no necesiten una enciclopedia para poder jugarse... Bueno, como ahora.

Por eso quizás este Fallout 3 me ha parecido un juego sumamente excelente, y de eso va el post de hoy. Lo encontré de casualidad, buscando algunos shooters con los que probar la potencia de mi PC. Leí que usaba un sistema de juego parecido al de Oblivion, y que estaba desarrollado por Bethesda, esa grandiosa empresa que tan grandes juegos ha aportado al mundillo. Así que no me lo pensé dos veces y comencé con el juego, a ver qué tal.

Debo decir, ahora que ya he jugado la trama principal y la he conseguido acabar, que el juego es grandioso, imponente en todos sus aspectos, es como el Oblivion futurista, pero con las voces en castellano, más palabrotas, y mucho más estable (yo no entiendo a esos que proclaman por Internet que el juego se cuelga mucho, a mí no se me ha colgado ni una sola vez en todo este tiempo, pero debe ser porque tengo el odioso Windows Vista del que todos huyen como de la peste). Si acaso, el único defecto que le puedo sacar al juego es que la historia principal (al igual que sucedía en Oblivion) es corta, muuuuy corta. Pero el juego tiene un mapa bastante grande para explorar y muchas misiones secundarias que pueden dar muchas más horas de juego. 

Y, por supuesto, siempre están ahí nuestros amigos de Clandlan para ofrecernos los mejores mods que hagan que el juego resulte más interesante aún si cabe. 

En cuanto al argumento... es apasionante. La historia trata sobre un habitante del refugio 101, 200 años después de la gran guerra nuclear que asoló el planeta Tierra (véase los juegos anteriores de la saga para saber toda la historia post-apocalíptica). En el refugio 101 casi nunca han salido al exterior, por lo que tu personaje ha nacido y vivido toda su infancia recluido en aquella mazmorra. El juego empieza cuando eres un bebé recién nacido (literalmente) en el que tienes que decidir sexo y nombre, para luego comenzar a jugar como un bebé de pocos años que corretea por la habitación en busca de su papi y decide sus características. Luego eres mayor, celebras una fiesta de cumpleaños y te regalan tu Pipboy (la maquinita que te da toda la información del juego, como en Oblivion). Luego ya eres un adolescente y tienes que hacer un chorra examen bastante divertido para saber qué habilidades potenciarás. Y, finalmente, cuando tienes 19 años, comienza la aventura de verdad y te toca huir del refugio porque papi se ha escapado y tienes que ir a seguirle, para ver que está tramando y darle un capón.

Pero cuando sales fuera... todo un mundo devastado a lo Mad Max te espera, en lo que antaño fue Washington D.C. y ahora se llama Yermo Capital. Saqueadores, mutantes imbuidos de radiación, bandas de rangers, empresarios crápulas... miles de peligros acechan en el Yermo. Y no solo eso, además de cuidar de que no te vuelen la cabeza, también hay que tener precaución con la radiación, que puede hacer que enfermemos solo con comer comida o beber agua contaminada. Pero nadie dijo que la vida en el Yermo fuera fácil.

En cuanto al juego en general, es impresionante en todos los sentidos. Hay emisoras de radio que, como en GTA San Andreas, van informando de las hazañas o maldades que hace tu personaje (por supuesto, como en todo buen RPG que se precie, puedes seguir varios caminos morales). La estética es igualmente espectacular, con un retrofuturismo que no había visto desde Blade Runner. La mezcla entre una estética post-nuclear futurista y la belleza arcaica de los años 50 yankis no sólo no molesta, sino que es un toque muy agradable.

Así, nuestro personaje podrá encontrarse con latas de comida rancia, con pósteres publicitarios de familias felices, con televisores viejunos y radios antiguas, todo ello mezclado con rifles láser y servoarmaduras. En definitiva, todo un gozo para la vista.

Puedo hablar más sobre el juego, pero no lo haré... dejaré que los que estéis interesados lo probéis y decidáis por vosotros mismos si de verdad digo tonterías o estoy loco de remate XD.

Os dejo algunas fotos del juego para los escépticos que aún no me creen ¬¬.